Los domingos por la mañana son el cielo abierto, el infinito y casi siempre huelen a sol. Pasado el mediodía se vuelven inquietantes. Y la tarde, por lo general espesamente nublada, suele ser una...

» Read More