Los domingos por la mañana son el cielo abierto, el infinito y casi siempre huelen a sol. Pasado el mediodía se vuelven inquietantes. Y la tarde, por lo general espesamente nublada, suele ser una caída libre al precipicio de la rutina y el reloj. De ahí salió Sunday, un domingo con agenda fantástica, con algunas de las benditas posibilidades de disparate que pueden añorarse en el vacío puñetero y vespertino del último día de la semana. Lenny Kravitz asomándose por una ventana, mientras, en el sofá, mi visita toma café (100% Colombia, of course). Elvis que no falte, ni Billie, ni el señor James Brown, que si no no hay quién aguante, “virgencita que me quede como estoy”. Caracoles desperezándose a su ritmo, y un Barceló acongojado. Saramago, grande y sabio, como una tortuga legendaria, emerge de una librería que ha sobrevivido a diluvios, éxodos y glaciaciones.

Sunday es del 2002. Estoy quitándole la capa de óxido a los dibujos, diseños y animaciones antiguas. Cosas archivadas. Son tan viejas ya que me vuelven a rondar. Me está apeteciendo mucho, muchísimo, darles otra vuelta.

Una agenda fantástica en domingo

En la caja del fondo hay más cosas guardadas, tesoros excéntricos de principios del 2000. El elogio al Flash 4.0, yo lo tenía en su caja rosa original, y me echaba mil horas probando cosas. Ni en un gruyere había tantos gusanillos. Cuerda a la motivación.

Tictac tic tac tic tac.

Head

Mi primer “Wacom”.

Cyclus

La última actualización fue el 2009 por lo que parece, pero la web es del 2003.

Six, the Utopia of the Prism

Ésta es de mis favoritas. Fue creada para el OFFF Barcelona 2002. La foto de “visibility”es del río Amazonas, y es la única que no es mía. Por supuesto, es la mejor.